Películas

Tienda de Unicornios

¿Encontraste eso que te hace feliz?

Resultado de imagen para tienda de Unicornios cuadro pelicula

Kit quiere un unicornio. Tomó una decisión. Nunca tuvo mascota y ahora quiere un unicornio.

Yo tampoco he tenido mascotas. Mis hermanas sí, yo no. El gato amarillo que vivía en casa cuando era niño era de la familia, no mío. Pienso que debería conseguir un bonsai, pero aun no he visto alguno que me guste.

Volvamos a Kit -me gusta su nombre-. En primer plano, su rostro está manchado con pintura colorida. Está pintado un cuadro con tanto entusiasmo que me quedó a la expectativa de verlo completo y terminado. La pintura está sujeto a una calificación. El hombre de barba y anteojos escribe poor (pobre/mediocre). Kit se decepciona y decide abandonar cualquier idea de creatividad. Decide buscar un empleo normal, como el de la mayoría de nosotros. Encuentra un empleo temporal en una agencia de publicidad, Kit se encargará de sacar copias.

Me identifiqué inmediatamente con esa chica pues mi experiencia ha sido más o menos similar.

Pero un día ocurre algo increíble que pasa por intrascendente. Recibe una invitación de una tienda peculiar, una tienda de Unicornios . Cuando llega al lugar, el vendedor le explica que es lo que debe hacer “construir un hogar digno para un unicornio, lograr un ambiente de amor en su casa”.

Sus padres piensan que tiene algún tipo de problema, y que debe conversarlo con un grupo de ayuda. Kit accede a regañadientes, enojada y molesta porque nadie puede comprenderle. Cuando niña solo tenía a sus muñecos para conversar, y “Ahora soy adulta. Y tomé una decisión. Voy a tener un unicornio”.

La película es un tanto inocente, pero así está bien, es decir, no es una película tonta, tampoco es pretenciosa ni busca sorprender con giros argumentales. Es predecible. La película juega con la idea de lo imposible: un unicornio, pero también lo hace, precisamente, con la inocencia.

En estos días es muy fácil encontrar series y películas saturados de tramas oscuros, personajes complejos, en muchos casos retorcidos, de historias interminables, precuelas, secuelas, historias de origen, universos paralelos, superpoderes absurdos y matanzas épicas y gloriosas.

Y sin embargo, construir un hogar digno, no es sencillo, menos aún para recibir un unicornio.

A todo esto, ¿saben que los unicornios no existen? No se necesita más que un unicornio para ser feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *